Una manera flexible de adquisición

Como ocurre con otros bienes como los automóviles, la maquinaria o los equipos informáticos ahora también tienes a tu disposición el renting del mobiliario de oficina de una manera más flexible sin realizar grandes desembolsos, pagando mes a mes.

El renting consiste es la formalización de un contrato por un periodo determinado de tiempo que permite la financiación y posterior opción de adquisición de bienes con un importe elevado. Consiste en un contrato entre arrendador y arrendatario dónde el primero emite las cuotas periódicas según lo pactado en el contrato.

Las ventajas de la adquisición del mobiliario mediante ésta modalidad flexibiliza la adquisición con una ventajas muy claras. Verás ahora que en el caso de los muebles de oficina, donde la inversión suele alcanzar un volumen considerable, esta modalidad de adquisición tiene bastante sentido y no pocas ventajas.

¿Qué sucede con el mantenimiento en un renting mobiliario?

A diferencia de los vehículos o los equipos informáticos, los muebles y sillas de oficina no están expuestos al mismo desgaste y, por tanto, no suelen sufrir tantas averías en un entorno de trabajo normal. Así, el mantenimiento no está incluido y no se te repercutirá en tus cuotas. De todos modos, cuentas con un mínimo de 2 años de garantía ante cualquier defecto de fabricación o desgaste prematuro y si después de ese plazo necesitas cualquier tipo de reparación o mantenimiento, nosotros te lo podríamos valorar.

¿Qué ocurre al finalizar el contrato de renting?

Lo normal en una negociación de este tipo sería firmar un contrato de unos 5 años de duración. Una vez finalizado ese contrato y pagadas todas las cuotas excepto la última o residual, contarías con dos opciones:

  • Podrías decidir pagar la cuota residual y quedarte con el equipamiento que ya tienes,  que cuenta con una vida útil media de 10 años.
  • O bien, podrías decidir renovar el contrato de renting, para lo cual te retiraríamos ese mobiliario usado (que sería valorado en función de su estado) y te suministraríamos un equipamiento nuevo según las condiciones firmadas en el nuevo contrato.

¿Qué ventajas ofrece el Renting?

  • Flexibilidad y comodidad en el pago: no hay que hacer frente a una gran inversión inicial al establecerse cuotas periódicas mensuales o trimestrales.
  • Te facilita la contabilidad: al no ser inmovilizado ya no tienes que amortizar año tras año.
  • No afecta al CIRBE: de modo que tu capacidad para solicitar crédito no se ve afectada.
  • Cuotas deducibles al 100%: ya que el renting se contabiliza como gasto.
  • Puedes deducir el IVA soportado en las cuotas: al destinar la inversión a la actividad industrial te lo puedes deducir.
  • Posibilidad de incluir todos los gastos inherentes a la compra: los gastos de transporte, las posibles extensiones de garantías o las horas extras por montaje, también se prorratearían en las cuotas mensuales.

Operación asegurada: el hecho de que exista un intermediario financiero con experiencia y solvencia asegura el éxito, ya que cuentan con el know-how necesario para llevarla a cabo con sobrada garantía. La operación quedará supeditada a tu nivel de riesgo.

Comprenderás ya, que esta modalidad de pago cuenta con bastantes ventajas. Sin embargo, sobre el mantenimiento (algo habitual en los vehículos) y lo que sucede a la finalización del contrato, todavía no hemos hablado. Consideramos que son puntos importantes de los que hablar con algo más de detalle.

Contacte con nosotros, estaremos encantados de conocer sus necesidades y ofrecerle los productos y servicios que mejor se adecuen a su proyecto.

PLAZA DE ÀLVARO CUNQUEIRO LOCAL 7
08031 BARCELONA.
TELF : (+34) 933 575 469
FAX : (+34) 933 584 594
MÓVIL : (+34) 609 451 976 (GABRIEL CAMINERO)
O utiliza nuestro formulario de contacto